Un café cuya excelencia proviene del trabajo de familias asociadas y ubicadas al centro de la cordillera oriental del macizo colombiano, a una altura que oscila entre 1400 y los 1800 m.s.n.m.
Nuestros cultivos cumplen con las buenas prácticas agrícolas (BPA); conservando y cuidando las fuentes hídricas, la fauna y flora.